castrar o esterilizar

Castrar o Esterilizar

¿Es castrar o esterilizar?

Como ya dijimos entonces, se trata de palabras sinónimas (cuando nos referimos a evitar la reproducción de un animal), por lo que podemos decir indistintamente esterilizar al perro o castrar al perro. Ambas expresiones serían totalmente correctas.

Ahora bien, dentro de las dudas que nos plantean frecuentemente entre la diferencia de las dos palabras, está la consulta de si una es temporal y la otra definitiva.

Por ejemplo, esterilizar al perro sería definitivo, mientras que castrar al perro sería sólo temporal. Y digo “por ejemplo”, porque cuando nos han planteado esta duda, siempre ha ido acompañado de la coletilla “no sé cuál es la temporal, si esterilizar o castrar”.

Repetimos que da lo mismo, ni una ni otra palabra hace diferenciación en ese sentido. Sin embargo, el procedimiento usado para esterilizar perros, o castrar gatas, sí puede ser diferente.

Se puede hacer por medio de cirugía o de un fármaco que inhiba la formación de hormonas sexuales. En ese caso se hablaría de esterilización quirúrgica o esterilización química. Y se podría decir igualmente castración quirúrgica o castración química, ya que la diferencia es la forma de hacerlo.

Asimismo, también se podría hablar de esterilización definitiva o esterilización temporal (o castración), dependiendo de la duración del efecto de la técnica utilizada.

El uso de fármacos inhibidores produce una esterilización temporal, porque una vez finaliza el efecto de este fármaco, es metabolizado y eliminado por el organismo, el animal podría volver a producir hormonas sexuales y volvería a ser fértil.

Sin embargo, las técnicas quirúrgicas pueden ser temporales o permanentes. Si extirpamos los órganos reproductores, será permanente; mientras que si sólo impedimos la fecundación por alguna barrera (la vasectomía en el macho, o una ligadura de trompas en la hembra), tendríamos una esterilización temporal, ya que sería posible volver a la fertilidad si se opera nuevamente para corregir la cirugía anterior.

Ahora bien, hay que plantearse la utilidad de una u otra técnica, las ventajas e inconvenientes de cada una, los posibles efectos secundarios a largo plazo, las recomendaciones del veterinario sobre si esterilizar de forma permanente o no…

Nuestra recomendación general es la forma quirúrgica permanente, es decir, extirpar los órganos reproductores.

En el caso del macho, esterilizar al perro sería extirpar los testículos (orquiectomía) y en el de las hembras, esterilizar a la gata sería extirpar útero y ovarios (ovariohisterectomía).

Quienes nos lean de forma ocasional, dirán que este post es muy poco técnico y usa demasiado coloquialismos, mientras que quienes nos sigan y lean con frecuencia, dirán que esta vez se han usado muchos términos médicos. Tratamos de ser lo más cercanos posible, es decir, usar un lenguaje que pueda ser comprendido por todo el mundo, aunque en este caso, hemos considerado oportuno usar términos técnicos, aunque no sea lo habitual.

Marta
Marta

Pídenos una cita

Comentarios recientes

    Comparte si te ha gustado