viajar en coche con mascota

Cómo viajar en el coche con mascotas

Como ocupantes de un vehículo, los animales de compañía deben ir bien sujetos y protegidos. Los dueños de estos animales deben saber que hay que cumplir algunas normas cuando se va a viajar en coche con mascota.

Si el animal no viaja bien sujeto y protegido, su dueño o persona responsable se expone a multas y sanciones. Además, si un animal va suelto en el coche, puede provocar distracciones en el conductor y que se produzca una colisión.

Peligros de llevar suelta a nuestra mascota en el coche

  • Aumenta la distracción del conductor.
  • Puede interferir en la conducción al subirse encima del conductor o al afectar a los sistemas mecánicos (pedales, cambio de marchas, etc.).
  • Supone un riesgo para el resto de usuarios de la vía, tal es el caso de un perro con la cabeza asomando por la ventana, por el riesgo de caída que esto supone.
  • Puede provocar daños muy graves e, incluso, mortales, al resto de ocupantes en caso de frenazo o impacto.

Para evitar estos problemas, el dueño debe elegir un sistema de retención que haya demostrado su eficacia mediante ensayos de choque o que están homologados mediante normas europeas. Estos sistemas son muy importantes si queremos viajar en coche con mascota.

Sistemas de retención para las mascotas en el coche

  • Arneses: recomendados especialmente para perros. Sujetan a las mascotas mediante el cinturón de seguridad (ten en cuenta su longitud) o los dispositivos Isofix.
  • Rejilla divisoria: permite habilitar el maletero para el transporte de animales de gran tamaño en vehículos con portón trasero o familiares. Hay que tener en cuenta la estabilidad tanto de los respaldos de los asientos como del montaje de la rejilla.
  • Transportín: es uno de los métodos más seguros. Si lo sitúas en el maletero (para perros de gran tamaño) se colocará lo más cerca posible del respaldo y en posición transversal respecto a la dirección de la marcha. Para pequeñas mascotas, los transportines se deben colocar dentro del habitáculo, sobre el suelo detrás de los asientos delanteros. Nunca sobre el asiento sujeto por un cinturón de seguridad, ya que las pruebas realizadas ponen de manifiesto que la caja se rompe y la mascota sale despedida a través de la pared del transportín.

¿Qué tener en cuenta en un viaje en coche con tu mascota?

Las mascotas también pueden pasarlo mal cuando realizan un viaje en coche.

  • Tendrás que acostumbrarla a ir sujeto utilizando premios y caricias que refuercen una buena conducta. Viajar correctamente protegida no es negociable.
  • Antes de iniciar un viaje en coche visita a un veterinario para que te aconseje algún tranquilizante o medicamento si es propensa a marearse.
  • Para evitar problemas gástricos conviene adaptar su alimentación los días previos, pero no realices un cambio drástico justo en el momento de viajar porque le podría causar problemas.
  • Nunca coloques objetos a su lado que pudieran causarle daños en caso de frenazo brusco o accidente.
  • Necesitan airearse fuera del coche cada dos horas de viaje como mucho, beber agua fresca, comer, etc. Cuando le saques del coche pon especial cuidado para evitar que salga corriendo y provoque algún incidente. Pasea tu mascota atada a no ser que haya alguna zona de descanso habilitada.
  • Cuidado con los golpes de calor dentro del vehículo

Si estás planeando irte de viaje con tu mascota y necesitas consejo o asesoramiento para que todo salga bien, en nuestras clínicas veterinarias en Madrid te orientamos sobre qué tienes que hacer para que viajar en coche con mascota no sea un problema y todo salga perfecto.

Marta
Marta

Pídenos una cita

Comentarios recientes

    Comparte si te ha gustado