¿Qué es la Leishmaniosis canina?

 

La leishmaniosis canina es una enfermedad con múltiples síntomas que se transmite por la picadura de un vector llamado flebotomo de la leishmania (insecto).

Mosquito flebotomo leishmania

 

En España es una zoonosis endémica, es decir, es una enfermedad que puede afectar a las personas, y se encuentra distribuida en toda la península y las Islas Baleares.

La transmisión urbana y periurbana en España es muy importante debido a la gran concentración de población en las mencionadas áreas.

La incidencia de casos ha ido en aumento en los últimos años, debido al incremento de la temperatura y reducción de lluvias, favoreciendo la multiplicación y actividad de estos vectores.

 

 

En la Comunidad de Madrid, los últimos estudios indican que en algunas áreas existe una concentración de flebotomos de 121 /m2, considerándose una cantidad de 50/m2, como de alto riesgo de contagio.

 

 

¿Es contagiosa la leishmania?

El control de la Leishmaniosis humana pasa necesariamente por el control de la Leishmaniosis canina, ya que el perro es el principal reservorio.

Lo que significa que un perro enfermo no va a contagiar a una persona, el contagio es siempre por la picadura del flebotomo.

El porcentaje de perros seropositivos oscila entre el 3,7 y el 34,6% dependiendo de la zona y aproximadamente la mitad de ellos desarrollan la enfermedad dependiendo de su inmunidad. Eso quiere decir que puede haber perros infectados no enfermos y perros infectados que sí enfermen.

La prevención de la leishmania canina es el mejor tratamiento

El diagnóstico precoz de la enfermedad es fundamental a la hora del manejo, ya que permite proporcionar el tratamiento adecuado de manera temprana, siendo el pronóstico mucho más favorable. 

Si crees que tu perro puede estar enfermo de leishamania te recomendamos realizarle siempre un análisis de leishmaniosis.

Actualmente el tratamiento se enfoca en función del estado en que se encuentre el paciente en el momento del diagnóstico, siendo individualizado para cada uno de ellos.

El concepto de Salud Única implica responsabilidad por parte de todos los sanitarios, tanto médicos como veterinarios, para la lucha contra esta enfermedad, recomendando que anualmente se chequeen nuestros pacientes frente a la Leishmaniosis y se tomen las medidas oportunas para su control.

Los repelentes del vector (collares y pipetas) se deben utilizar durante todo el año, y la recomendación de vacunación es individualizada dependiendo del tipo de vida, raza y edad de nuestros pacientes, siendo una herramienta más para su control.

Índice