Gastrostomía – Enterotomía

¿En qué consisten la gastrostomía y la enterotomía?

La gastrostomía y la enterotomía son dos intervenciones quirúrgicas por las que, mediante una incisión en el estómago o intestino, respectivamente, se accede al interior de la cavidad gástrica o intestinal por una masa, una úlcera, por la toma de una biopsia o por la extracción de un cuerpo extraño.

Los síntomas que puede producir la ingestión de un cuerpo extraño son: 

    • vómitos,
    • fiebre,
    • anorexia,
    • debilidad,
    • mucho dolor abdominal

E incluso en algunos casos durante la exploración abdominal podemos palpar el cuerpo extraño.

Para diagnosticarlo se puede realizar una radiografía o una ecografía abdominal y así se puede confirmar la existencia de un cuerpo extraño.

Una vez confirmado el diagnóstico, hay que estabilizar al paciente para minimizar los riesgos durante la cirugía.

¿Cuáles son algunos de esos riesgos?

Una de las complicaciones que debemos tener en cuenta es la posibilidad de necrosis de una porción de intestino, por la presión que ejerce el cuerpo extraño sobre la pared del intestino.

En ese caso es necesario realizar una enterectomía (consiste en retirar una porción del intestino). En muchas ocasiones, no sabemos si hay necrosis hasta el momento en que se puede visualizar el intestino, durante la intervención.

En el estómago, a veces, hay que hacer el mismo procedimiento, será entonces una gastrectomía, que consiste en retirar una porción de la pared gástrica, que puede ser debido a la presencia de una masa, por una necrosis en una dilatación- torsión o en un cuerpo extraño.

Hay que hacer una mención especial cuando el cuerpo extraño es lineal, un hilo, por ejemplo.

Ocurre mas frecuentemente en gatos y es más complicado de diagnosticar porque se ve con dificultad mediante una ecografía.

Lo primero que hay que hacer es cortar el hilo que normalmente se encuentra debajo de la lengua y posteriormente será necesario una gastrostomía y varias enterotomías (ya que el intestino se frunce a lo largo del hilo) hay que tener en cuenta que el pronóstico empeora en función de las enterotomías que se realicen y del grado de daño que haya producido el cuerpo extraño (si hay varias zonas de necrosis en intestino).

¿Cuál es el pronóstico y cuidados posoperatorios?

Todos los tipos de cirugías gastrointestinales explicados tienen complicaciones como peritonitis por un fallo en la sutura, hipotermia, hipoglucemia, y deshidratación son los más comunes.

Por eso se requiere un mínimo de 48 horas de hospitalización en las que se controla dolor, temperatura, hidratación y reintroducción progresiva a la alimentación oral.

Llámanos y solicita una cita si necesitas una cirugía de gastrostomía o enterotomía a tu perro o gato

veterinario solidario a domicilio
Índice