Vacuna contra la tos de las perreras

¿Qué es la tos de las perreras?

La tos de las perreras, nombre con el que se conoce comúnmente la traqueobronquitis infecciosa canina, es una enfermedad respiratoria, caracterizada por una tos seca, que se propaga rápidamente de perro a perro, especialmente en ambientes cerrados como las perreras, de ahí el origen del nombre: Tos de las perreras.

Esta infección respiratoria suele afectar a las vías respiratorias superiores.

La tos de las perreras es una enfermedad multifactorial y como tal, en su origen hay varios microorganismos que pueden actuar de forma individual o conjunta.

Por lo general, uno o más de estos patógenos principales están involucrados: el virus de la Parainfluenza canina  y la bacteria Bordetella bronchiseptica.

¿Para qué animales va dirigida la vacuna de la tos?

Es una vacuna indicada para perros.  Si quieres saber más sobre las vacunas que necesita tu perro echa un vistazo al calendario de vacunación para perros, o el calendario de vacunas para cachorros.

Pide información, cita o presupuesto, por whatsap en el 635 84 27 33, indicando que estás interesado en la «vacuna tos de las perreras»

Composición: protege frente a la traqueobronquitis infecciosa, la vacuna estimula la inmunidad frente a la bacteria y el virus que participan en esta enfermedad.

¿Te gustaría pedir cita para que uno de nuestros veterinarios vacune a tu perrito en tu domicilio?

veterinario solidario a domicilio

Cómo se transmite la enfermedad de la tos de las perreras

La transmisión de los agentes causantes de esta infección se produce de forma directa (a través del contacto directo o de las secreciones de los perros infectados) o indirecta (a través de las tazas de bebida/alimentos o a través de las manos humanas contaminadas), especialmente en los lugares donde hay muchos animales.

Esta enfermedad puede afectar a perros de cualquier edad, sin embargo, se debe tener especial cuidado con los cachorros y los perros mayores que son particularmente susceptibles a estas infecciones.

Después de contraer la enfermedad y una vez que se establece una recuperación completa, es difícil para su perro establecer una inmunidad natural a la enfermedad, debido al número variable de patógenos que la causan.

Síntomas de la tos de las perreras

Los signos clínicos aparecen entre uno y tres días después del contacto con el agente o agentes infecciosos. El síntoma más característico es la tos seca, fuerte e incómoda similar a la de un ganso. Estos episodios de tos pueden agravarse con el ejercicio físico del animal.

Esta tos también puede ser fácilmente inducida por la palpación de la tráquea y es un signo de traqueítis (útil en el diagnóstico clínico).

Si se producen grandes cantidades de moco en la tráquea y en las vías respiratorias inferiores puede producirse una tos productiva.

También pueden producirse secreciones oculares, secreciones nasales serosas, mucosas o mucopurulentas y estornudos. En los casos más graves, puede haber fiebre, pérdida de apetito, apatía y, si no se trata a tiempo y de forma adecuada, la enfermedad puede incluso convertirse en neumonía.

Aplicación de la vacuna tos de las perreras

Se recomienda vacunar todos los años, en primavera.

Es posible que se pida de forma obligatoria esta vacuna si el perro va a estar en una residencia, ya que, para evitar un contagio masivo, las residencias solicitan que el perro esté vacunado previamente con la vacuna de la tos de las perreras.

No se debe combinar con otras vacunas.

Si necesitas esta vacuna para tu perro, puedes pedir información, cita o presupuesto por teléfono en el 635 84 27 33 (llamando o por mensaje de whatsapp).

Índice