Vacunas para gatos

Las vacunas para gatos son necesarias para la salud y el bienestar de nuestras mascotas. Aquellos que deseen tener un felino como parte de la familia, deben ser conscientes de la importancia que esta inmunización tiene en la vida de sus animales. 

Teniendo en cuenta que el sistema inmunológico de los gatitos aún no está completamente desarrollado, este cuidado se hace aún más preciso en la primera fase de la vida de las mascotas, lo que puede asegurar su protección contra graves problemas en la salud.

En The Gorilla Vets Company seguimos y recomendamos el calendario de vacunación de gatos que recomienda la WSAVA (Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales).

En el caso de las primeras vacunas de gatos, la primovacunación, han recomendado este protocolo. Para saber la composición de las vacunas para gatos que seguimos, basta con clicar en el enlace de cada una, para acceder a información adicional.

Primera vacuna: 8 semanas de edad

Segunda vacuna: 11 - 12 semanas de edad

Tercera vacuna: 15 - 16 semanas de edad

Frecuencia: Una vez al año.

Época: Un año después de la última vacuna trivalente administrada.

Puede administrarse junto a la vacuna de la leucemia para gatos

Más información sobre la vacuna trivalente

Primera vacuna: 8 semanas de edad

Segunda vacuna: 11 - 12 semanas de edad

Tercera vacuna: 15 - 16 semanas de edad

Frecuencia: Una vez al año.

Época: Un año después de la última vacuna de la leucemia administrada.

Puede administrarse junto a la vacuna de la trivalente para gatos.

Más información sobre la vacuna leucemia

Primera vacuna: entre 3 y 6 meses de edad

Frecuencia: Una vez al año (varía en función de la Comunidad Autónoma).

Época: Un año después de la última vacuna de la rabia administrada.

Más información sobre la vacuna antirrábica

Si has comprobado que a tu gatito le toca alguna de estas vacunas y quieres pedir cita o pedir presupuesto, puedes enviar un email con el asunto “precio vacunas gatos”, al email hola@gorillavets.es o llamar a los teléfonos 635 84 27 33 ó 651 15 24 65.

Puedes acercarte a visitar cualquiera de las clínicas veterinarias que tenemos cerca de ti o solicitar el servicio Home Service de veterinario a domicilio, con lo que no tendrás que desplazarte y la exploración y vacunación será menos estresante para tu gato.

Vacunas de gatos: ¿son necesarias todas?

La WSAVA recomienda la vacuna trivalente para todos los gatos, y la vacuna de leucemia a los gatos que tengan o puedan tener contacto con gatos callejeros.

Es decir, si el gato vive en un piso y no sale nunca, con la trivalente sería suficiente. Si puede salir al exterior, o vive en un patio donde sí entran gatos de la calle, por ejemplo, entonces es recomendable la vacuna trivalente y la vacuna de leucemia.

La vacuna antirrábica de acuerdo a la normativa en Madrid, es recomendable, pero no obligatoria. Si el gato va a viajar a otro país, sí será necesario haber vacunado previamente con la vacuna antirrábica.

Este protocolo puede que no se ajuste a todos los gatos si no se empiezan a vacunar a las 8 semanas de edad. En esos casos, es mejor que nos consultéis para que os expliquemos en vuestro caso concreto cuál sería el protocolo a seguir.

Si tu gato es de los que se estresa al salir de casa, con nuestro servicio veterinario a domicilio, te aseguras de seguir el calendario de vacunas de gatos más actualizado, ya que se vacuna en casa.

Si tienes alguna duda o consulta sobre nuestro servicio de vacunas para gatos, no estás seguro de si poner la vacuna de leucemia o no; quieres tener un presupuesto personalizado para tu caso…

Para lo que te haga falta, tienes varias formas de contacto: enviando un email a hola@gorillavets.es con el asunto “precio vacunas gatos” (comprueba la bandeja de correo no deseado, a veces los emails llegan allí), por teléfono o whatsapp en los números 635 84 27 33 ó 651 15 24 65.

¿Tienes alguna duda sobre las vacunas que necesita tu gato?

Puedes llamarnos o visitar cualquiera de las clínicas veterinarias que tenemos cerca de tu domicilio.

Estaremos encantados de veros

veterinario solidario a domicilio

¿Qué vacunas para gatos son obligatorias?

En la Comunidad de Madrid, desde febrero de 2017, con la entrada en vigor de la Ley de Protección de Animales de Compañía, es obligatorio que los gatos tengan los tratamientos preventivos esenciales para su salud.

Entre estos tratamientos preventivos se incluyen las vacunas y desparasitaciones indispensables.

Los estudios de Inmunología de la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales indica que las vacunas para gatos imprescindibles son las de calicivirus, rinotraqueítis y panleucopenia.

Es decir, la vacuna trivalente de gato. Así pues, desde febrero de 2017, es obligatorio para los gatos, además de su identificación por microchip, la aplicación de las vacunas indicadas.

¿Es necesaria la vacuna de leucemia?

La vacuna de leucemia no es una de las vacunas para gatos consideradas obligatorias, pero que sea necesaria o no depende del estilo de vida del gato.

Si es un gato que sale a la calle, vive en una casa con jardín, o en una finca donde entra y sale de casa cuando quiere… es decir, si tiene contacto frecuente con gatos callejeros, o puede entrar en contacto con gatos de la calle o gatos desconocidos de los que no se sabe su estado sanitario y vacunal, es una de las vacunas para gatos que es conveniente administrar.

La leucemia se contagia por contacto directo entre gatos, de ahí que si el gato sale a la calle y puede contactar con gatos de la calle (que pueden tener leucemia), en muy importante aplicar esta vacuna también.

¿Es necesario vacunar a los gatos si no salen de casa?

Como se ha explicado anteriormente, si los gatos salen de casa, son susceptibles de contagiarse de leucemia (y también de inmunodeficiencia, aunque no para esa enfermedad no hay vacunas para gatos en estos momentos), por contacto directo entre gatos.

La leucemia es una enfermedad que se contagia por contacto directo. Sin embargo, las enfermedades que cubre la vacuna trivalente (rinotraqueítis, panleucopenia y calicivirus), se pueden contagiar de forma indirecta: por insectos, partículas de virus en el aire, porque trasladamos virus en la ropa o calzado… es decir, que aunque el gato no salga de casa, puede estar en riesgo de exposición a esos virus, y por lo tanto, es conveniente vacunar.

Por eso estas vacunas para gatos son las que se consideran esenciales, porque independientemente del estilo de vida del gato, es importante la aplicación de esa vacuna.es

¿Es mejor poner las vacunas para gatos en la clínica veterinaria o a domicilio?

Es muy frecuente que los gatos vivan en un entorno cerrado sin salir al exterior. Cuando esto ocurre, que es en la mayoría de los casos en los hogares españoles, nos encontramos con gatos que no salen de casa, excepto para viajes concretos.

Muchas veces, el destino de esos viajes esporádicos es la visita a la clínica veterinaria. Es decir, que no salen nunca, y cuando salen, están estresados y asustados, llegan a la recepción o sala de espera de la consulta veterinaria, donde hay más gatos atemorizados por otros perros que están esperando ahí con ellos, encerrados en el transportín al que no están habituados, para salir de él para que el veterinario lo explore y le ponga las vacunas para gatos que le corresponda en ese momento, o le haga un análisis… en cualquier caso, una experiencia que no le resulta agradable.

Por ese motivo, si el gato no está acostumbrado a salir de casa, posiblemente esté más tranquilo si está en su propio entorno y recibe una visita, solo que en vez de ser una visita para los propietarios, es para el gatito.

No se produce esa situación de tensión acumulada durante el forcejeo para meterlo en el transportín, ajetreo en el coche, donde algunos gatos se marean durante el trayecto, para luego estar en la clínica veterinaria esperando… todo esto se evita si se hace el servicio veterinario a domicilio.

En el caso de las vacunas para gatos, es un sistema totalmente recomendable, siempre y cuando el gato no reaccione negativamente al veterinario.

Vacunas para gatos: reconocimiento previo

Las vacunas para gatos, como las demás vacunas, deben administrarse en un gato sano, sin infecciones concurrentes en ese momento.

Si hay signos de fiebre o de infección, no se puede vacunar, porque si vacunas gatos en medio de un proceso infeccioso, la vacuna puede no ser efectiva, y aún peor, puede empeorar el proceso infeccioso en el que está el gato en ese momento.

Por eso se hace una exploración previa antes de la vacunación del gato, para confirmar que el estado de salud es óptimo para la vacuna.

Índice